top of page

El bienestar personal es responsabilidad personal

Actualizado: 11 mar 2022

"La vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida, ay Dios" nos dice Rubén Blades en ese legado mundial que nos deja en su Pedro Navaja. Una de esas grandes sorpresas que me ha traído esta maravillosa experiencia de "la vida" es que el bienestar personal, es la más personal de las responsabilidades de cada persona.


El bienestar personal, es responsabilidad personal. La frase más sencilla, más profunda y más útil que puedo recordar, un principio para vivir, y vivir bien.


Me tomó como 4 décadas, alegrías, penas, tortas, angustias, golpes y sudor pero creo que ya voy comprendiendo y les comparto mi perspectiva en estos 8 puntos:


#1 Estoy vivo y sigo vivo porque Dios así lo quiso y así lo considera conveniente aún. De aquí infiero que Dios ha tenido y tiene un propósito para mi vida, mucho más allá de lo que siquiera yo puedo imaginar, por que soy un ser bastante limitado e imperfecto pero como él me lo demuestra cada día, para él no hay imposibles, para él no hay cabos sueltos (y aprovecho para disculparme con Dios públicamente por asignarle un género, sé que es mucho más que eso).


#2 Dios no solo quiere mi bienestar sino que tiene un propósito para mí (y para tod@s nosotros), quiere que seamos interdependientes y que nos amemos, que nos comprendamos, que nos apoyemos, que nos potenciemos, porque entre tod@s podemos estar mejor. Uno de los principios que uso en mi vida personal es que soy herramienta para que Dios obre bendiciones en las vidas de otras personas, así como utiliza a las otras personas para bendecirme a mí. El plan De Dios es perfecto como dicen por ahí.


#3 Soy parte de ese plan perfecto para este momento del espacio y el tiempo. Porque sí, este es mi espacio y mi tiempo. Ha existido espacio y tiempo antes de mi existencia y habrá espacio y tiempo después de mi existencia, pero este, este es el mío, puedo vivir y disfrutarlo conscientemente o no. Y en cualquier de las dos opciones he sido, soy y seré responsable de ello.


#4 Dios decidió que yo debía existir, y que vos debías existir, y que podíamos compartir espacio y tiempo y que juntos haríamos la vida de cada un@ mejor. Y aunque nos hizo para acompañarnos, para potenciarnos, para disfrutarnos, también nos hizo individuales: solo hay 1 como yo, solo hay 1 como vos, ambos somos especiales, tenemos roles dentro de este gran plan, y estamos equipad@s con diversidad, precisamente para que sumemos y multipliquemos, no para que restemos y dividamos.


#5 El rol de cada quien es importante, porque es un propósito diario que Dios tiene para nuestras vidas. Ojo que dije DIARIO, no para mañana, no para en una semana, no para cuando seas ric@, para cuando logrés tus metas y sueños, diario, ya, hoy, y mañana también.


#6 Somos herramientas importantes en este gran plan. Como toda herramienta, debe ser cuidada, aceitada, afilada, guardada de las inclemencias del ambiente, debe limpiarse y secarse antes de guardarla, debe utilizarse correctamente y para lo que fue hecha, para que pueda cumplir su función de la mejor forma posible y por el mayor tiempo posible. Llegará el día en que la herramienta ya no sea necesaria, requiera cambio o merezca descanso eterno, cuando ya no sea más utilizada, pero hasta tanto estamos en servicio.


#7 Yo soy el único responsable de que como herramienta, sea utilizada cuando se requiere, por el motivo correcto, de la forma apropiada, limpiarme, afilarme, darme mantenimiento, descanso y cuidarme de la mejor manera posible. El cuidarme, el cuidar mi bienestar es mi responsabilidad, una responsabilidad divina, y no puedo delegar mi bienestar a nadie, A NADIE, por nada ni por nadie.


#8 Que yo esté bien es necesario. Es necesario para mí y es necesario para tod@s. Si yo no estoy bien, no puedo "ser y hacer" bien, no podré interactuar, participar y compartir al máximo de mis habilidades y mis capacidades (dones y talentos), no podré ser esa herramienta específica en la mano De Dios para que obre en la vida de alguien más maravillas y bendiciones.


El bienestar personal, es un acto responsable, consciente, sabiéndonos parte de un gran plan donde Dios siempre quiere que estemos mejor, que todos estemos mejor, y comienza con estar bien yo, con que vos estés bien. Estar bien es necesario, estar bien es mi responsabilidad.


Fotografía: Alex Hire (en algún momento entre 2011 y el 2015)



Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page