¡Next!... hay que pasar la página.

Actualizado: 11 mar

Me viene a la mente un bolero que interpretó Luis Miguel hace como 20 años:



"... En la vida hay amores que nunca,

pueden olvidarse,

imborrables momentos que guarda

siempre el corazón..."

y continúa la canción básicamente narrando un sentimiento de insatisfacción por experiencias posteriores y presentes que no llegan a ser tan buenas como esa primera experiencia. Básicamente describe un sentimiento de insatisfacción y frustración por lo que fue, ya no es y no será. La melodía me encanta, las palabras encajan perfectamente con la melodía, y al cantarla o tararearla cuidado y no logramos llegar a una situación o persona concreta... y del pasado.


Es cierto que hay personas, que hay experiencias, no sólo románticas, sino de amistad, de trabajo, de equipo, de proyectos, de momentos pasados de nuestras vidas que seguramente guardan espacios significativos en nuestra memoria y con ellos hay emociones ligadas a esos recuerdos, sin embargo, estas memorias y estos recuerdos, no deberían ser anclas en nuestras vidas, no deberían ser obstáculos ni zancadillas para nuestro bienestar actual y mucho menos en nuestra posibilidad de experimentar felicidad.


A veces la melancolía, el recuerdo de un pasado (idealizado, no necesariamente real), el pasado que recordamos de una forma que quizás y ni siquiera fue de la manera que le recordamos pero que de alguna forma nos lleva a sentir, que en otro momento nuestra vida fue mejor, puede convertirse en obstáculo para nuestro presente y para nuestro futuro.



Recordar es importante, es bonito, es apreciar lo vivido, es una oportunidad para agradecer las cosas, las personas, las situaciones que hemos podido vivir, sin embargo debemos tener claridad de que todo eso es pasado.


"El cambio es la única constante" nos dejó Heráclito de Efeso hace uuuuuuuhhh de años. Cosa curiosa nosotros que tratamos de vivir de otra forma. Nos gusta la idea de estabilidad, de control, de certeza, de constancia sí, pero estancada, una constante que no se mueva, que no evolucione, que se no se transforme, nos resistimos al cambio pero pasamos anhelando el cambio.



La vida para cada un@ de nosotr@s, y hasta donde sabemos, pasará una única vez y ya estamos en ello. Para qué aferrarnos a lo que fue, o a lo que creemos o recordamos que fue, si hoy tenemos lo que es. La vida es... este momento para adelante, no para atrás, para adelante.


Vivamos el hoy, y así podemos ir construyendo el mañana, amemos hoy, perdonemos hoy, pidamos perdón hoy y construyamos a partir de este momento. Lo que fue, no tiene porqué seguir siendo. Algo que fue bueno antes, no tienen porqué ser bueno ahora, el tiempo cambia, las personas cambiamos, las situaciones cambian, lo que no conviene, no conviene y lo que no sirve, no sirve.


Falta mucha vida ahí adelante, no te aferrés al pasado. Cambiate la canción, de pronto "Todo se transforma" de Jorge Drexler te sirve más para adelante.https://www.youtube.com/watch?v=QfhEKpFiepM



Pasemos la página, sigamos adelante y ... ¡Next! ...


30 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo